¿Por qué un controlador gana más que el presidente?

¿Por qué un controlador gana más que el presidente?
Por Carlos Salas

Fuente: Yahoo

¿Por qué un controlador gana más que el presidente?
Foto ampliada

El año pasado, el presidente del Gobierno español ganó 91.982 euros. Sin embargo, hubo personas al servicio del Estado que ganaron mucho más. Hoy se sabe que algún controlador aéreo, que trabaja para Aeropuertos Nacionales, ganó más de 900.000 euros, es decir, diez veces más que el presidente de España. ¿Cómo es posible tamaño disparate?

Muchos pensarán que el trabajo de un controlador exige superar pruebas tan duras que merecen su sueldo. Veamos: según los requisitos oficiales publicados por AENA, para acceder al puesto de controlador aéreo se exigen estos requisitos: tener entre 21 y 28 años (nuestro presidente tiene 49 años); tener título universitario o haber superado el primer ciclo de una carrera (Zapatero es abogado); un nivel técnico de inglés fluido hablado y escrito, (oh, oh, aquí el presidente de Gobierno no cumple con el requisito); aptitudes psicofísicas avaladas por la organización para la Aviación Civil Internacional, lo cual implica buena autocontrol, estabilidad emocional, resistencia a la fatiga, razonamiento abstracto (aquí, matrícula de honor para el presidente).

Y por supuesto, aprobar los exámenes propuestos por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), el organismo estatal que controla los aeropuertos y que también imparte cursos de formación para ser controlador (15 meses).

¿Qué hace un controlador
¿Y eso justifica esos salarios? Mejor preguntarse qué hace un controlador. Instalados en sus salas de mando y frente a pantallas que reproducen la posición, velocidad y altura de aeronaves, estos profesionales se encargan del tráfico aéreo de cada país: entradas y salidas de aviones, distancia entre los mismos, aparatos que circulan por nuestro espacio aéreo, y hasta objetos voladores no identificados.

Los controladores son las personas que dirigen, como guardas de tráfico, esa inmensa marejada de vehículos flotantes, a los cuales asignan un código, y con los cuales se comunican en un idioma: en inglés.

Las primeras reglas internacionales de aviación nacieron en París en 1919. Todo ello fue sustituido en medio de la Segunda Guerra Mundial, cuando verdaderas flotas de aviones cruzaban los cielos de Europa enfrascados en destrozarse mutuamente. Así, en 1944 nació el Convenio de Chicago, para regular y controlar el tráfico aéreo, crear cartas de navegación, licencias de pilotaje, matrículas, y por supuesto, ratificar el lenguaje técnico.

De un controlador se exige un enorme grado de concentración y de control psicológico, pues de sus aptitudes dependen las evoluciones de aviones repletos de pasajeros que desafían las leyes de la gravedad. Esa es una de las razones por las cuales es una profesión bastante bien pagada. Y también de que en su convenio colectivo se hayan incluido algunas normas de descanso que, para muchas otras profesiones, pueden resultar escandalosas.

Los turnos
Por ejemplo, dice el convenio (que data de 1999), que los controladores pueden escoger uno de estos tres turnos cuando la instalación aeroportuaria necesita estar abierta 24 horas.

a) Primer día, se trabaja por la mañana; el segundo día, por la tarde; tercer día, por la noche. El cuarto, quinto y sexto, días son de descanso.

b) Primer día, por la tarde; segundo día, por la mañana y por la noche; tercero, cuarto, quinto y sexto, días son de descanso.

c) Primer día, por el día; segundo día, por la noche; tercero, cuarto, quinto y sexto días son de descanso.

En el mismo convenio, se fijaron los salarios de todos los niveles de los técnicos de control aéreo. No eran en apariencia tan excesivos. Había un salario base para todos que era de 200.000 pesetas brutas al mes (unos 1.200 euros), y luego venían los escalafones. Un jefe de departamento, que era un supercargo, ganaba además 569.000 pesetas mensuales (unos 3.400 euros). Si se sumaba el salario base y la paga mensual, resultaba unos 4.600 euros al mes. Al año eso eran 58.000 euros brutos (9,6 millones de pesetas), lo cual era un sueldo notable para entonces, pero no de asustar. Un controlador de base puro y duro ganaba 51.000 euros anuales.

El chollo de los complementos astronómicos
Lo bueno venía después. Los controladores podían recibir complementos por sus horarios y desvelos. Había complemento por jefatura, por departamento, por disponibilidad, aparte de dietas y transporte. Ése era el problema. Que cuando un controlador faltaba por cualquier motivo, otro tenía que sustituirle aunque no le correspondiera, y eso generaba una serie de complementos astronómicos.

Por ejemplo, en 1999 el complemento de disponibilidad y de productividad añadía cinco millones de pesetas (30.000 euros) anuales al sueldo de un profesional, es decir, casi el 90% de más.

Hasta 990.000 euros al año
Eso sucedía hace diez años. Desde entonces hasta ahora, salarios base, sueldos, complementos y horas extras se han actualizado dando como resultado lo que el ministro de Fomento comentó ante las cámaras de TV el otro día: un controlador puede ganar hasta 990.000 euros al año. Comparado con otras profesiones y escalas, ese sueldo se podría calificar hoy de “sólo apto para ejecutivos de primera línea de compañías de primera línea”. Y desde luego, para tratarse de un funcionario del estado, es un sueldo portentoso.

Eso explica en parte que Aeropuertos Españoles haya tenido unas pérdidas de 433 millones de euros en 2009, que este año podrían llegar a 600 millones. En este sector trabajan 2.400 profesionales, con un salario medio anual de 330.000 euros, el triple que un controlador del resto de Europa, según informaba elcorreodigital.com. La apertura exagerada de aeropuertos en España en los últimos años, al calor del deseo de los gobiernos autónomos de tener un aeropuerto internacional propio, ha originado esta marea de gastos y de pérdidas. El año pasado, sólo nueve de los 48 aeródromos, registraron beneficios.

Más información:
El convenio y los requisitos se pueden ver en este link del Boletín Oficial del Estado.

La descripción de la profesión se puede ver en la pestaña correspondiente de la web de . AENA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s