[Carrusel Bloguero] Esas grandes anécdotas roleras

Carrusel Bloguero

Noviembre ya paso pero me he dado cuenta de que llevo tiempo sin participar en el carrusel bloguero y ya toca ponerse al día.

Noviembre: Esas grandes anécdotas roleras

Me encanta el tema de este mes porque básicamente es lo que siempre suelo aportar al carrusel bloguero de juegos de rol, anécdotas del mundo viejuno de mis primeros años de jugar a rol. Esa época estudiantil en la que quedar con los colegas a frikear significaba sentarse a una mesa en lugar de jugar a juegos de mesa 😦

Esta semana hemos estado hablando en comunidad umbría sobre lo que son partidas épicas, una iniciativa del blog “Dos maracas d10“. Y me ha venido a la cabeza un par de anécdotas muy interesantes.

En la primera no estuve presente pero me la han contado varias veces y me hace mucha gracia. Por aquella época, creo recordar que esto fue a finales de los años 90, unos colegas quedaban para jugar a Runequest pero por temas de horarios tenían que jugar de noche. El caso es que las sesiones se alargaban demasiado y acababan jugando muy tarde. Uno de los jugadores tuvo una discusión con su novia por llegar tan tarde y en una sesión de juego muy intensa tuvo que pedirle al máster de la partida que la parara porque tenía que volver a casa. Su excusa aún hoy en día nos parece inaudita: “Quiero volver a casa antes de que ella se despierte para no discutir“.

La segunda anécdota es similar pero no tiene tanto gancho 🙂
Yo jugaba a Mago: La Ascensión con el máster y dos jugadores más, uno de ellos el director de juego de la anécdota anterior. Como el director trabajaba en un bingo de recepcionista quedábamos cuando cerraban así que solía ser sobre la 1h de la madrugada. Y de nuevo las sesiones de juego nocturnas se alargaban hasta tarde, lo cual me suponía un problema porque yo trabajaba al día siguiente temprano. Sin embargo los mejores recuerdos que tengo de jugar a rol fueron en esa campaña así que se puede decir que esos sacrificios merecieron la pena.

Bueno, ahora voy a comentar alguna anécdota de las partidas y no de los jugadores, je je.
Estamos a mediados de los 90 y en mi grupo de juego yo era el director oficial. Vamos, que jugábamos muy a menudo y siempre era yo el director de juego. Por aquel entonces le dábamos a Advanced Dungeons & Dragons que edito en castellano aquí en España ediciones zinco, usando la caja básica de la dragonlance y las partidas que publicaban en la revista Dragón magazine. Revista que en su versión en castellano complete consiguiendo todos los números.
El caso es que como siempre era yo quien dirigía estaba ya algo quemado y en una partida el grupo llegaba a una ciudad donde esperaban re-equiparse, descansar y encontrar alguna gesta interesante. No me había preparado nada aún, tan solo íbamos a hacer una sesión de juego para que se gastaran el dinero, adquirir algo de material y trazar el gancho para la siguiente sesión pero empezaron a preguntar el nombre de la gente…
– ¿Como se llama el guardia de la puerta?
– ¿El guardia? Pues no se… llamarle juan.
Y empiezan a hablar con él para preguntarle direcciones. Y así estuvieron un buen rato, parando a la gente para preguntar donde podían comprar tal o cual cosa, donde alojarse, donde comprar pociones de salud, etc..
El caso es que ese día todos los PNJ se llamaban juan. En realidad solo quería decirles que no importaba como se llamarán pero se pusieron un poco plastas preguntando el nombre a todos los PNJs con los que hablaban en plan #trolleamas
Desde entonces siempre hubo coñas en el grupo cuando un PNJ se llamaba juan e incluso el nombre se distorsiono para ser hwan o wuan en la L5A.

Otra anécdota con el mismo grupo. Llegan a un pueblo donde estaban celebrando unos juegos aśi que había varias pruebas en las que podían competir como disparar a una diana, pelea y carrera. El caso es que todos en el pueblo eran humanos y había en el grupo un enano y un gnomo. Como la carrera era injusta para ellos frente a los otros competidores más grandes se decidió que corrieran ellos dos solos. Así que mientras se hacían apuestas y la gente tenía sus favoritos empezó la carrera, no recuerdo quien gano de los dos pero si que recordaré siempre lo que le dijo el ganador al segundón:
Consuelate en que has quedado segundo.

Otra anécdota. Esta jugando a La llamada de Cthulhu conmigo de máster y el grupo de jugadores infiltrados entre una secta que se disponía a hacer un sacrificio. Uno de los jugadores esta en su primera partida con nosotros y decido darle su momento de oportunidad cuando el líder de la secta le dice que vaya con él, estaban infiltrados entre el resto de sectarios con esas grandes togas con capuchas, para que sea él quien elimine a la mujer del altar.
El líder le pasa la daga curva ceremonial mientras empiezan a recitar un cántico al estilo chakra en plan hummm hummmm y entonces el líder le dice al nuevo:
Ahora, ¡HAZLO!
Y para sorpresa de todos el nuevo se quita la túnica, se baja los calzoncillos y se dispone a… bueno, ya sabéis que quería hacer con la mujer del sacrificio.
Las risas fueron enormes mientras el nuevo nos preguntaba que se suponía que debía hacer xD

Anuncios

Un comentario en “[Carrusel Bloguero] Esas grandes anécdotas roleras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s