[Carrusel Bloguero] Por los cerros de úbeda

Carrusel Bloguero

Durante este corto mes de febrero el anfitrión del carrusel bloguero de juegos de rol sera Génesis. Quien ha escogido un tema que suele producir auténtico pavor en los directores de juego noveles, los más veteranos están más habituados a que esto ocurra, como es “Perderse por los cerros de Úbeda” o “Irse por los cerros de úbeda“. Lo que viene a significar que los jugadores no hagan lo que se espera de ellos.

Según la wikipedia la expresión coloquial, muy conocida en el panorama español, dice esto:

Cerros de Úbeda

El popular dicho de irse ó “andarse por los cerros de Úbeda” tiene su origen en la reconquista a los Almohades de la ciudad jiennense de Úbeda, acontecida en 1233.

Parece ser que uno de los más importantes capitanes del rey Fernando III el Santo, el tal Álvar Fáñez (alias el Mozo), desapareció instantes antes de entrar en combate y se presentó en la ciudad una vez que ésta había sido reconquistada. Al preguntarle el rey dónde había estado, el otro, ni corto ni perezoso, contestó que se había perdido por los cerros de Úbeda. La frase fue tomada irónicamente por los cortesanos, pues los cerros de Úbeda, aunque tienen entidad, no son suficientemente grandes como para justificar el extravío de los soldados y se perpetuó como signo de cobardía.

Actualmente se usa cuando alguien interviene en una conversación con algo que no tiene nada que ver con lo que se está hablando. Otra versión del mismo hecho cuenta que Álvar Fáñez se había enamorado de una mora, y por eso faltó al ataque, al estar citado a la misma hora con su enamorada.

En definitiva, ¿Que hacer cuando los jugadores se pierden, insisten en ir por otro lado o directamente están tan confundidos que no saben ni que hacer?

Bueno, lo primero de todo es tomar aire y contar hasta tres. Mentalizarte de que no están haciendo lo que se esperaba de ellos e intentar ver que ha ido mal. No dudes en pedir cinco minutos o déjalos que hablen mientras te replanteas la partida. Por lo general se puede encauzar la partida de nuevo, con mayor o menor dificultad, aunque en ocasiones eso no es posible.
Si puedes averiguar que ha ido mal, en que punto los jugadores se han desviado del camino, solo debes volver a sacar en la partida lo que no han visto o notado. Ya sea de una forma u otra, un PNJ que les da la pista, una nota encontrada en los bolsillos de una chaqueta, un rumor que se oye en un bar, una noticia en un periódico…

En ocasiones no hay vuelta atrás. Sencillamente los jugadores no han aceptado el gancho de la partida, han declinado la “quest” propuesta, deciden retirarse porque se han hecho “popo” al saber a que se enfrentan, o sencillamente hoy les apetece hacer otra cosa. Los jugadores mandan, si ellos no quieren jugar lo que tenías en mente puedes cerrar el manual básico de reglas y pasar a otra cosa como un juego de mesa, iros a tomar unas cervezas, o jugar a otro juego de rol. Claro que también puedes sacar redaños y seguir jugando con los designios de los jugadores. ¿Como? Esta claro, improvisa. Puede que la partida no sea lo que tenías en mente pero muchas de las mejores partidas que los jugadores acaban recordando toda la vida suelen ser partidas improvisadas.

Vale, no he comentado nada nuevo, así que ahora voy a dar un ejemplo.

Partida a Elric de Melniboné, nos encontramos con un señor que esta maldito y debemos guiarle hasta el otro confín del mundo mientras evitamos que unas fuerzas malvadas se apoderen de él. ¿Os suena? Es una campaña oficial que nos ventilamos en cinco minutos con el viejo dicho popular, aprovechando el titulo de esta entrada, que dice así: “Muerto el perro,  se acabo la rabia“.
Eliminamos al PNJ y asunto resuelto, cuando dentro de 1000 se reencarne ya se encargará otro grupo de PJs de resolver el problema. Si, el máster se enfado con nosotros 😦
Hoy en día, si me pasará eso yo sería un máster vengativo y el espíritu de dicho PNJ acompañaría al grupo de juego. Tendrían que hacer lo mismo si o si, y más les vale que lo hagan pronto o los malos malosos les matarán por capullos (eso si no les petan el cacas antes).

Anuncios

2 comentarios en “[Carrusel Bloguero] Por los cerros de úbeda

  1. Pues casi que se podría intercambiar, entre dinamitar al señor maldito o matar a la casa Corbitt. Una solución tan drástica puede provocar infartos en los DJ. XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s