[Actual Play] Aquelarre

Esta semana hemos empezado una nueva campaña de rol en uno de mis grupos de mesa (como mola fardar de que tienes más de un grupo de juego) dando por finalizada la campaña del judío errante que he dirigido yo.


En esta ocasión vamos a jugar a Aquelarre, un juego de rol muy antiguo que esta viviendo una nueva juventud de mano de la editorial NoSoloRol. Ya hace unos años que esta entre nosotros pero aún no había tenido la oportunidad de probar esta nueva edición así que a lo largo de las próximas semanas podré experimentar los cambios que ha tenido el juego desde que jugase con la primera edición de Joc Internacional y esa edición de la caja de pandora.
Francamente, de ese juego solo recuerdo el combo de dos acciones en combate que eran “Pego – Pego” y las buenas sesiones de juego que tuve con mi colega José Luis como director, con mi primer personaje “Curro Clavijo” y años después con “don Lázaro de la estrella”.

Como fan de Ars Magica tengo conocimientos sobre el medievo y los estratos sociales de la época. Los que trabajan, los que pelean, los que gobiernan…  y la situación es muy similar en España con la guerra entre cristianos y árabes.

La partida empieza con el grupo de personajes ya creados, somos un grupo formado por tres veteranos de la guerra entre aragón y castilla, la hermana de uno de ellos y un judío con conocimientos mágicos.

Sancho

El grupo empieza en una taberna, como en todas las buenas historias, compartiendo una jarra de vino entre cinco sin muchas ganas mientras hacemos recuento de los tristes 30 maravedís que tenemos entre todos. Mientras escuchamos rumores de guerra entre aragón y castilla, otra vez más. Meditando la posibilidad de volver al ejército si no hay una opción mejor.
Un goliardo, un pre-tuno que se dedica a viajar y vivir de su arte del cante y la música, entretiene al persona y le invitamos a nuestro último trago de vino por si podemos sacarle algo de información. Nada interesante más allá de los rumores habituales.

En eso que entra un viejo hidalgo acompañado de un perro enorme, la gente del lugar le responde con afecto y respeto. Y el caballero se nos acerca y se presenta como don Carlos de mayoral, y además nos invita a comer, a cambio de que luego vayamos a su casa para hablar de negocios pues piensa que somos las personas que necesita para algo que tiene entre manos.
Entre sospechas y zamparnos un pollo acompañado de un par de jarras de vino ya nos ha convencido.

Vamos a su finca, una casa amplia y bien conservada donde un criado nos atiende. Mientras tomamos una copa de vino nos cuenta que es un veterano de guerra que ve sus últimos días sobre la tierra con pena, y que antes de que llegué su hora quiere peregrinar hasta santiago de compostela. Pero la ruta puede ser peligrosa para un viejo guerrero como él así que precisa de una escolta, un grupo que le acompañe y le proporcione compañía y protección.
La paga de 500 maravedís por cabeza es excesiva pero en nuestra desesperación aceptamos.

Tras dejar las cosas en orden antes de marchar, le cede sus tierras a un sobrino que esta en el ejército, y hacerle un chequeo médico rudimentario para comprobar que esta bien de salud para la edad que tiene pero que ya esta muy tocado. Tenía algunos años más de 40, que para la época ya son muchos.
Así pues nos ponemos en camino, la primera parte es tranquila y sosegada cruzando tierras donde don carlos es conocido y respetado pero nuestro viaje nos dirige hacía San Juan de la Peña, un convento de frailes donde se dice que esta el cáliz de jesus de nazaret que fue usado en la última cena.
Los frailes nos dan un lugar donde descansar, comparten su comida con nosotros y nos invitan a acompañarles en la misa. Esta primera parte del viaje es fácil, pero todos sabemos que lo peor esta por llegar.

Los campesinos que vemos ahora se muestran más reservados y distantes con nosotros. Saludan más por obligación que otra cosa, pero notamos como hay ira y miedo en sus rostros. Algunos cogen piedras al vernos llegar o esgrimen sus armas con fuerza mientras cruzamos por delante de ellos.
Nuestra siguiente parada es el monasterio de leire, pues allí nos dirigimos porque don carlos quiere pasar por el valle de ibarrela. El abad del monasterio se excusa con que esta muy atareado para no atendernos pero nos permiten quedarnos a dormir aquí, nada más. Un pequeño grupo de campesinos de aspecto siniestro también descansan en el convento, compartimos el vino con ellos y nos cuenta que de donde vienen ellos, el valle de ibarrela, han sido atacados por soldados y huyen del conflicto.
Allí vemos como una retahíla de mulas con fardos son cargados en la parte trasera pero al acercarnos nos invitan a alejarnos de esa zona del monasterio. Un poco de chacharra nos permite averiguar que el abad tiene a su cargo un grupo de mesnaderos (el equivalente a unos mercenarios) a su cargo que usa para atacar las tierras vecinas. Esa noche, estando yo de guardia escucho como el abad se reúne con unos hombres que se llevan las mulas cargadas pero no sin antes ordenarles el abad que vuelvan a atacar.

Al llegar al valle de ibarrela vemos una granja ardiendo, así como otras muestras de guerra pero curiosamente los daños son menores y controlados. Han sido efectuados para bajar la moral de los campesinos y hundirlos en la miseria pero no han dañado demasiado las cosechas.
Los campesinos aquí se muestran muy hostiles, demasiado, y nos frenan el paso amenazadoramente. Nuestro intento de dialogar no tiene éxito, al judío le cae una piedra en la espalda mientras habla, y cuando ya me veía luchando por mi vida… don carlos de mayoral reconoce a uno de esos hombre. Un pobre diablo llamado Álvaro de Salazar que ha perdido un brazo, y que es un viejo compañero de armas suyo. El encuentro termina con la liza, aligera los ánimos y nos permite respirar tranquilos mientras nos enteramos de lo que esta ocurriendo aquí.
El señor local ha sido llamado a armas por lo que ha marchado con sus soldados dejando solo unos pocos, los viejos o los más jóvenes, a cargo de la protección del valle al mando de su señora. La cual no puede hacer controlar la ley ni evitar que los campesinos sean atacados continuamente.
Esta noche visitaremos a la señora, y le contaremos lo que sabemos…

Continuará.

Anuncios

Un comentario en “[Actual Play] Aquelarre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s