[Actual Play] De viaje a bagnot

Esta última sesión fue algo descafeinada. Las chicas llegaron tarde y estuvimos hablando bastante mientras esperábamos. Y una vez en juego aún así seguimos divagando sobre los hábitos alimenticios del crustáceo bicéfalo. Además de la pausa para cenar.
Lo bueno fue que estuvimos bien acompañados musicalmente gracias a Tabletop Audio.

Estuvieron presentes en esta sesión:

  • Gana, el bárbaro orlanti (HACHOTE).
  • Berbiz, la entrenadora pokemon.
  • Taryn, la sanadora.
  • Aoki, la de los lunares.
  • Laberinto, el hombre misterioso.

En el poco tiempo útil que pudimos sacar para jugar lo que logramos fue avanzar desde el campamento enano en el ojo del dragón, cruzar el paso del dragón, ser timados por los enanos cuando nos vendían sus latas de comida de sabores raros, pasar por una zona habitada por fantasmas, hacer muchas guardias y finalmente llegar a la ciudad de bagnot. Una ciudad en la que viven unos orlantis diferentes a los que conocemos, demostrando claramente su diferencia cultural, donde los comerciantes están pasando dificultades para mantener sus negocios a flote. La guerra se cierne sobre la zona, el imperio lunar asola la capital Boldhome, pero en Bagnot conocimos a la persona al mando del ejército orlanti, una mujer con runas sobre terremotos. Que es quien nos informa de que nuestra montura, el escarabajo que robaron a los trolls, esta enfermo y hay que conseguir un hongo para sanarlo.
El ejército orlanti tiene la intención de atacar los puntos de suministros del imperio lunar, y si queremos llegar a tiempo a ese combate que se avecina necesitaremos a ese bicho.

Nos alejamos de la aldea hacía una zona boscosa en busca de ese hongo. Nuestras primeras inspecciones no nos ofrecen nada útil, aunque gana logra atrapar un conejo y le entrega la piel a aoki.
Al segundo día alcanzan los restos de una muy antigua ciudad, una pequeña columna de fuego sale de ella. Y al avanzar se encuentran con dos espíritus del imperio solar combatiendo. Perplejos ante la situación, de pronto oyen una voz por detrás suya que les avisa:
Vosotros, amigos de los enanos. No deberíais estar aquí.

Al volvernos nos encontramos con un elfo, y descubrimos que laberinto se había escondido en lugar de avisarnos.

Dandaran, el elfo

El elfo se muestra amistoso, nos alejamos de los espíritus y le explicamos que esos brazaletes enanos que llevamos son porque logramos salir vivos del laberinto. Nos presentamos y le explicamos el motivo de nuestro viaje. Aún así insiste en que nos alejemos del lugar ya que si perturbamos a los espíritus solares podríamos maldecir a este bosque.
Finalmente logramos convencerle de que nuestras intenciones son buenas, y que solo buscamos ese hongo para sanar a nuestra montura y proseguir así con nuestro viaje. El elfo accede a ayudarnos a llegar hasta la antigua ciudad, pero nos avisa que allí viven peligrosos babuinos. Con un gesto suyo el bosque se aparta creando un sendero que nos permite avanzar rápidamente hacía la antigua ciudad.


Fin de la sesión, hora fechada de cierre: las 02h de la mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s