[Actual Play] Casi un Total Party Kill

Llevo tiempo sin actualizar por aquí pero si que hemos seguido jugando. Las tardes-noches de los lunes es cuando jugamos a D&D 3.50 en esta ambientación misteriosa en la que las criaturas viven bajo cúpulas que les protegen de los horrores que hay fuera.
Y hemos dejado de usar Skype como herramienta de voz. Ahora usamos Discord, una aplicación web que nos permite ciertas mejoras respecto al skype. Por ejemplo, poder arrastrar a quien quieras al privado para hablar con esa gente a solas. Y luego puedes volver al canal general. Mayor facilidad a la hora de crear la llamada, por diferencias de versiones y problemas de compatibilidad un jugador debía hacer la llamada porque no podía unirse si la hacía otra persona. Y mi micrófono se volvía loco si estaba mucho rato sin hablar, haciendo un chirrido molesto.
Pues bien, desde que usamos Discord ya no tenemos esos problemas. Así que lo recomiendo como herramienta para jugar a rol por voz (solo voz).

Estuvieron presentes en estas sesiones, en mayor o menor medida en función de nuestra puntualidad y los turnos que estuvimos fuera de combate:

Atamar: El líder del grupo, o eso cree él.
Garret: Esa persona a la que no te importaría dejar tirada.
Roden Garo: La sanadora del grupo / animal berseker.
Dandaran: More elf than elf.

Tras descansar en la aldea de Yokoga descubrimos que en lo alto de esta cúpula hay unos destellos de luz. Nada bueno, eso podría significar que algo o alguien esta intentando derribarla.

Inspeccionando la zona descubrimos un antiguo templo en lo alto de una loma. Un riachuelo cercano nos permite vislumbrar un acceso a las minas desde esta zona. Así que Garret se interna en el agua atado a una cuerda. Allí cree ver una figura, tal vez un ixeraii (guardianes de las cúpulas). Cuando sale a informar decidimos atar otra cuerda para que llegué más lejos pero al intentarlo se encuentra con una luz que parece estar barriendo todo el lugar. Temiéndose lo peor abandona el lugar rápidamente.
El grupo decide que este lugar parece ser muy peligroso, sobretodo al tener que nadar para movernos por aquí. Así que decidimos probar suerte en la mina.

En la entrada del siguiente nivel inferior de la mina nos encontramos con una pesada puerta doble. Gracias a los dos hermanos

 photo Captura de pantalla de 2016-03-14 230127_zpsqeotxa18.png
Empezando el nivel

Nos recibieron unas plantas que nos lanzaban “pinchitos“. Y ese especie de liquen verdoso que se ve cerca nuestro explota al calor, además de servirle a las plantas para recargar sus pinchitos. Al principio todo fue risas y alegría mientras quemábamos las plantas con la bocanada de fuego de Atamar, o las antorchas.
Roden le lanzó a Dandaran un conjuro de vigor que le proporcionaba unos pocos puntos de vida y luego 13 puntos de vida, a uno por asalto. Un conjuro de luz en la espada de garret nos permitió iluminar mejor el lugar.

 photo Captura de pantalla de 2016-03-21 210524_zpszbsrywuh.png
Aparece el boss

Las plantitas eran molestas pero un rival débil que nos iba desgastando poco a poco. Cuando no te apresaban te hacían unos pocos puntos de daño con pinchitos, daño por ácido. Pero entonces apareció el final boss, una especie de centauro armado con un arma muy grande que entro en rabia y se lanzo por nosotros.
Mientras el combate tenía lugar escuchábamos ruidos en la entrada del nivel, alguien estaba allí trasteando pero no el momento de acercarse a mirar. El precio a pagar fue que tras abrir la puerta esa persona provoco un desprendimiento en la entrada de la mina, encerrándonos allí.

Garret activo un poder especial suyo. Un aura maligna se materializo a su alrededor, y cada turno efectuaba tiradas de salvación mientras los demás nos temíamos que podría pasar. Dandaran se deprime cuando se encuentra cerca del aura. Y ocurrió algo más, después se materializó alguien desde dentro de Garret. Un guerrero espectral que convoco a los Draaloks, los horrores que habitan fuera de las cúpulas. Los draaloks se reproducían sin parar, uno convocaba a otro. Entonces Garret se sanó de sus heridas y conversó con el guerrero espectral logrando que volviera dentro de él. Aunque los demás también pudimos conversar con esa criatura, nada bueno saldría de ahí. Pero al menos descubrimos que estaba dentro de Garret por mediación de un trato entre los dos. Los detalles de ese pacto, desconocidos para los no implicados en él.

No sabíamos que había ocurrido pero los draaloks eran un peligro real, capaces de continuar reproduciéndose y destruir esta cúpula. Descubrimos que eran un rival torpe, muy lentos pero muy poderosos al impactar. Aún así los vencimos, pero luego descubrimos que la entrada de este nivel había sido bloqueada, el techo se había hundido encerrándonos aquí.

 photo Captura de pantalla de 2016-03-28 222706_zpsdy0urjyd.png
No hay escapatoria

Roden había caído, tanto forzó su magia para sanarnos que ya no podía más. Mientras Dandaran agotaba sus últimas flechas Garret intentaba crear una salida entre los escombros. Pero seguían apareciendo más plantas, más monstruos e incluso una especie de dríada que revivía a las plantas. Sin una escapatoria, desgastados y agotados… el logro del total party kill empezaba a ser pronunciado.
Roden logró despertar y en la situación limite liberó a la bestia, su parte animal se materializo en furia berseker contra cualquier rival que tuviera delante. Si, cualquier rival.

 photo Captura de pantalla de 2016-04-04 212705_zpsddozqrul.png
Exterminadores SA

Dandaran se quedo sin flechas, aunque tampoco resultaron ser muy efectivas contra las plantas, ni el boss, ni casi nada en este nivel. Al final acabo usando su espada para liberar a garret de una planta que lo había atrapado, para servir de apoyo al ataque de otros rivales o intentarlo por si sale una buena tirada (Dandaran es un excelente arquero pero un triste guerrero cuerpo a cuerpo).
Apareció un bicho que escupía ácido, así que algunas armaduras desaparecieron destrozadas. Roden finalmente también cayó insconciente, fue Atamar quien le golpeo de forma no letal.

Garret también cayó en combate, ya solo quedaban Atamar y Dandaran, ambos sin armadura. Así que Atamar se dedicó a moverse por la sala atrayendo las plantas mientras el elfo intentaba crear un hueco entre los escombros.

Atamar logró salir con cero puntos de vida, arrastrándose. Mientras que Garret y Roden Garo fueron empujados por el elfo. Y Dandaran pudo salir por su propio pie, con solo un punto de vida. Más heroica no pudo salir la jugada🙂

Una vez fuera volvieron a cerrar la salida. Se encontraron con Iris, una aldeana con la capacidad de hacerse invisible cuando nadie la ve. Y así pudieron volver a Yokoga, donde sanar sus heridas y subir de nivel. Algunos incluso dos veces xD

Aún hubo tiempo para hacer un poco más. Roden viajo a un lugar cercano junto a Iris para hablar con un conclave de brujas que le permitiría adquirir el conocimiento necesario para llegar hasta “ooohh”, y atravesar el paso mágico donde se encuentra.
Garret practico sus habilidades en solitario, lo que significa que haría algo que no quería que los demás supiéramos. Y Atamar se entreno con la misteriosa mujer del líder de la aldea, que posee conocimientos de combate muy superiores.
Y Dandaran se interno en la espesura conociendo a su compañero animal, un tejón siniestro coatí. Pero lo más misterioso es que logró finalmente encontrarse con Kira, la elfa drown que todo el mundo busca. La mujer parece haber perdido el norte, la memoria y algo más. En cualquier caso es un rival terrible, y como vino se fue (volando).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s