Partida de rol online: Vieja Escuela Cyberpunk.

En esto que un día ves un mensaje en la red social de G+ buscando jugadores para una partida online. Y me digo, pues me apunto, que quiero probar el Vieja Escuela Cyberpunk. Y además, que sus autores son gente muy maja.
Partida jugada con hangouts + dadiños. Mi personaje era Susurros, un link con modulador de voz y contactos.

Partida-VE-Cyberpunk

La partida empieza como todas las partidas clásicas de Cyberpunk. El grupo se reúne en un antro de mala muerte donde los ha citado un arreglador link. Este es un tipo mayor, ya retirado. Que nos ofrece el trabajo a nosotros, cobrando la nada despreciable cifra de 4000 bityens.
Aceptamos el encargo y pasa a darnos los detalles, aunque no nos informa de quien es el mecenas que paga tanta pasta. Resulta que una tal Emily Carson fue dada por muerta en un accidente de tráfico, pero hay indicios de que puede seguir viva. Además esta mujer es la hija de un fiscal.

Empezamos la investigación tirando de contactos y la holored, de esa forma descubrimos que el informe policial es falso. Y que hay un vídeo de tráfico en el que se ve un pequeño bot que sale de una furgoneta de reparto de flores y que explota debajo del vehículo. No solo es sospechoso, sino que han intentando borrar el rastro.

Descubrimos que la hija esta estudiando periodismo, y que estaba siguiendo una pista en el club medianoche. Un lugar muy pijo que pertenece a la familia Calabressi (mafia). De hecho su compañera de cuarto en el campus universitario trabajaba allí.
Nos desplazamos hasta el club, donde allí Susurro conoce a un tal Ángelo que nos permite pasar dentro, y tras una generosa propina nos proporciona acceso a la zona Vip. Así descubrimos que en una zona muy privada y exclusiva se puede tener compañía en un cuarto privado. Allí vemos a un fiscal del distrito en una situación poco pudiente… pero entonces los de seguridad acuden a la zona y es el momento de liarla parda. Empieza el tiroteo, y gracias a una filtración en los sistemas del club de medianoche se activa la alarma. Finalmente conseguimos salir del lugar, aunque con dificultades.
Y mientras tanto, afuera uno de nuestros compañeros decide crear una distracción que se le va de las manos. Roba un camión de comida (food truck) y carga contra los vehículos blindados de seguridad del local.

Foto animada

Nuestra investigación nos lleva hasta el puerto, gracias a nuestras pesquisas y el interrogatorio a Ángelo. Es por donde introducen a las mujeres para el prostíbulo del club de medianoche. Nos desplazamos hasta allí, y podemos ver como introducen a las mujeres en unas enormes cajas, y luego las introducen en un camión. De forma que los seguimos e interceptamos. Así averiguamos que el comisionado de policía espera un pedido especial, y las demás van a otro sitio. Tras interrogar al conductor, con algo de fuerza bruta, descubrimos que Emily Carson acabó en manos del comisionado. Una búsqueda rápida nos da un pista sospechosa, hace unos años el comisionado junto a su esposa y su hijo se quedaron aislados en el campo pero la mujer falleció.

Nos presentamos allí, aunque antes tuvimos que cruzar el puente de la isla donde viven los ricos. El guarda sospecha algo, el camión había sido golpeado cuando lo detuvimos. Así que tenemos que eliminarlo, pero Susurro usa su modulador de voz para tranquilizar la situación con la seguridad del lugar.
En la casa entramos fácilmente, nos abren la puerta desde dentro. Y procedemos a meter al conductor en una de las cajas y entregarlo en la casa. Nos atiende un muchacho extrañado de que estemos allí y no sigamos el protocolo. Le explicamos la situación en el club de medianoche, y que debería ver las noticias para comprender lo que ha pasado allí con el food truck cruzando las calles y aplastando vehículos (y personas). El caso es que le convencemos y nos ofrecemos a introducir la pesada caja en la casa, y una vez dentro le atacamos. Con los gritos acude el padre pero el modulador de voz de Susurro consigue hacerle dudar, eso nos da ventaja para reducirlos. Y finalmente quemar la casa, rescatando a Emily Carson, que solo había perdido una mano mientras tanto. Al parecer padre e hijo se habían acostumbrado a consumir carne humana… finalmente quemamos la casa con padre e hijo dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s