[Actual Play] Runequest 6ª — Caos y Tormenta (Punto Pato)

¡No más patos muertos!
Verdad Verdadera.

Nuestras aventuras nos conducen a una situación donde los bárbaros orlantis no están preparados aún para enfrentarse al imperio lunar. Por eso se nos encomienda la tarea de buscar a un poderoso guerrero que esta en paradero desaparecido para que adiestre a los nuevos combatientes de la rebelión. Este personajes se llama XXX (no recuerdo su nombre pero sé que empezaba por Z así que lo llamaré ZORMAN), y se encontraba en la marca del caos según la última información que teníamos de él.

Decidimos equiparnos, así que mi personaje (el bárbaro gana) se compra un buey y un carro tapado al que le añade un barril de 50 litros de agua sujeto con bridas de cuero y cuerdas. Así podemos viajar más comódamente y con espacio hasta para 10 personas. Algunas raciones de viaje y salimos de camino en busca de la gloria.

Para este viaje íbamos:
Aoki, la mercader del imperio lunar.
Berbiz, la mujer barbuda amiga de los espíritus entrenadora pokemon.
Gana, el bárbaro orlanti (HACHOTE).
Jodocus el pato.
Quagmire, el pato sirviente del otro pato.

De camino nos desviamos para pasar por punta pato, una ciudad de la raza durulz (patos). Ya que nuestros acompañantes patos son de allí, y tienen ganas de volver a pasar por casa.
Tras ser bien atendidos y disfrutar de su hospitalidad descubrimos que la base de su alimentación son flores, verduras, tallos y cosas así. Para un valeroso y forzudo bárbaro como gana la falta de carne en la comida significaba pasar hambre pero al menos luego sirvieron peces pero sin limpiarles las entrañas ni retirar las escamas.

En punta pato descubrimos que zorman y los suyos habían pasado por allí hacía unas dos semanas, pasaron la noche en la ciudad antes de seguir el camino. El rastro era firme gracias a que los patos son más pequeños y no bloquearon sus pisadas más grandes. Así que gana pudo seguirlo fácilmente hasta los territorios de la marca del caos, evitando acercarnos a los centauros. Una vez allí encontramos la entrada a una cueva de la que salía un humo negro de aspecto peligroso por lo que decidimos taparnos las cara y las manos para intentar evitar contagiarnos.

Jodocus decidió enviar a su sirviente allí abajo, obviamente este no quiso. Pero al final las amenazas fueron más fuertes y el pobre pato entró allí solo, seguido a unos 20 pies de gana, y a otros 20 pies iban berbiz y aoki, y a otros 20 pies cerraba la marcha jodocus.

Una vez dentro el rastro estaba libre, sin enemigos ni trampas. Pero al llegar abajo descubrimos que había una sala amplia rodeada por cinco columnas de obsidiana con marcas del caos, 6 broos, un cíclope, varios humanos encerrados en una jaula, y un pato atado a una cuerda que descendía bocaabajo, poco a poco, hacía el fuego. Todo eso mientras los broos bailaban ska (o al menos yo lo recuerdo así).

Lasaña, el cíclope y los broos tuvieran que esperar.

Tras una pausa para cenar, muy rica la lasaña, seguimos jugando. El combate empezó con gana fallando, pero cuando un broo intento entrar en su rango de alcance (gana usa un GRAN HACHA DE COMBATE) le metió un guantazo al dejarlo entrar que le cortó la cabeza. Usando el grito intimidatorio tres broos salieron huyendo del lugar.
Berbiz quedó invoco al espíritu del oso para ayudar en el combate (nosotros lo llamamos amistosamente YOGI), el cual pudo entorpecer lo bastante al cíclope para que no avanzará con su pesado martillo de combate (el cual tenía 6 puntos de armadura y la nada despreciable cantidad de 325 puntos de vida).
Aoki se dispuso a liberar a quagmire mientras jodocus intentaba hacer sonar su música para ayudarnos en el combate.

Al siguiente asalto otro broo fue eliminado por gana, mientras berbiz tenía problemas con el que estaba con ella. Aoki apenas podía izar al pato y jodocus decidió intentar liberar a los humanos. El oso continuaba el combate espectral con el cíclope y parecía estar venciendo.

El groo que queda vivo es el puto amo, no podemos con él. Aoki consigue liberar a quagmire pero el fuego le ha quemado la cabeza dejandole sin plumas en la cocorota. Jodocus libera a los humanos pero estos están desarmados. El oso sigue venciendo en el combate pero le hace poco daño.

Gana parte al groo que quedaba vivo por la mitad con su hacha pero recibe una fea herida en la cabeza. Con superioridad numérica el cíclope no tiene nada que hacer y tras recibir una excelente lanzada de berbiz en la cara, esta queda empalada, recibe otro hachazo que lo deja seco. ¡Los héroes ganan al caos!

Tras rescatar a los humanos procedemos a derrumbar  las columnas, quemar el martillo de guerra y los cuerpos de nuestros enemigos. Ese acto de purificación esperamos que sirva para que el lugar reestablezca su conexión con la naturaleza.
Una vez de vuelta a punta pato quagmire es nombrado héroe local por sus aldeanos gracias a un emotivo discurso que da jodocus, aderezado con algunas pequeñas mentiras para dejarlo mejor. Sin embargo no podrá acompañarnos de aventuras pues ha quedado ciego. Y de hecho también quedó marcado por los regalos del caos con el don de pasar desapercibido y ocultarse, aunque seguramente no llegará a saberlo nunca xD

El resto del grupo vuelve a la ciudad de Boldhome alegres y contentos por haber vencido al caos. Y ningún pato murió en el transcurso de esta partida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s