[Rol] Malcocinado 2


Segunda partida a Más Allá del muro y otras aventuras. El día amanece con lluvia, y esta vez llegaron unos comerciantes a la aldea de Malcocinado, y con ellos la vuelta del joven comerciante Kirito. Uno de los comerciantes le cambió una pulsera mágica de los elfos a los padres del mago Magin, pero resulto que no era mágica. Así que este se enfado y acudió a su encuentro en la posada.
Mientras tanto Asuna, la bruja novata, estuvo todo el día en el bosque buscando plantas para su maestra “Agatha sin corazón”. Y Totpo Deros estuvo ocupado buscando el gato de la viuda, sin éxito.

Imagen
Mythic Table

En la taberna consiguen solucionar el trato, Magin les devuelve la pulsera y a cambio de los peces de sus padres obtienen tela para hacer ropa. Mientras tanto la viuda sigue quejándose de que nadie hace nada por encontrar a su gato Tukutú. En este tinglado, con los gritos sobresaliendo por todos lados, la bellota que tenía Magin se activa indicando la presencia de un Redcap (o eso creían ellos). En realidad ellos no saben que es un sabueso faerico quien estaba en el tejado de la taberna. Magin le lanza un proyectil mágico que lo hace huir, y entre la lluvia salen detrás suya. Se cruzan con Paula Becano, la hija del alcalde, y tras una charla informal bajo la lluvia se internan en el bosque. Allí siguen con dificultad el rastro del animal hasta alcanzar un regio faerico, al que deciden entrar. Una vez dentro unas hadas pequeñas que juguetean en un arroyo les indican que alguien se encargará del sabueso faerico, que lo dejen estar. Pero la reciente muerte del habitante Lucho es reciente, y deciden seguir el rastro.

En un túmulo con piedras encuentran al animal herido y asustado. Asuna le lanza un conjuro de enredar que provoca que el animal quede retenido y asustado. Tras dos flechazos el animal muere.
Entonces aparece el regente de la corte oscura, la que no gobierna. Quien les informa que envío a un elfo para resolver este problema, y que ya debería haber sido solucionado. Y tras una breve charla queda evidente que humanos y hadas no parecen poder convivir en paz. La corte dorada retiro la protección a la aldea, y por eso la cacería salvaje llego hasta la aldea de Malcocinado. Pero para los humanos la culpa de la muerte de Lucho es de las hadas, de todas ellas. Y parece que la situación va a acabar en guerra o algo peor, con amenazas por ambos partes.
El regente les informa que un ogro anda siguiendo a los comerciantes, y que se dirige ahora hacía su aldea. Un ogro que viene de las montañas y no pertenece a su corte.

Aquí paramos la partida, con los personajes volviendo con prisas a la aldea y sin saber del todo lo que ha pasado recientemente en la aldea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s