Russian Railroads

Russian Railroads

Como este viernes haremos una demostración del juego en el club hemos decidido probarlo antes. Gracias a Devir y a juegos de la mesa redonda podemos organizar esta actividad, coincidiendo con la edición del juego de mesa en castellano.

Así que ha sido una tarde entretenida en la que hemos podido conocer un juegazo y practicar también como explicarlo correctamente.

https://c1.staticflickr.com/1/615/23620172165_6182797e0f_c.jpg
Doble partida al mismo juego, a tres jugadores.

Russian Railroads es un juego de colocación de trabajadores que nos llevará a la construcción del Transiberiano, donde tendremos que competir en una carrera por colocar raíles, mejorar nuestra industria, conseguir locomotoras y contratar los mejores ingenieros.
De 2 a 4 trabajadores, aproximadamente 2 horas de duración.

La explicación me asusto, parecía ser un juego denso donde había muchas formas de hacer puntos y había que estar muy atento a los posibles combos. La verdad es que una vez que empezamos a jugar fue todo más fácil de lo que pensaba. Solos nos atascamos a la hora de calcular los puntos de final de ronda, eso nos costó un poco más.

Cada jugador adquiere un tablero de juego donde se pueden ver tres vías de tren. El objetivo del juego es avanzar por esas vías para ir adquiriendo beneficios y puntos de victoria.
En el centro de la mesa se despliega el tablero comunitario donde se colocan los trabajadores y se depositan el resto de componentes del juego. Hay muchas cosas que no se llegan a usar, pero están ahí para darle aleatoriedad a la partida y que cada partida sea diferente a la anterior.
Tanto las cartas, fichas y tokens son de buena calidad. Los ingenieros son unas losetas grandes de cartón, los trabajadores una especie de meeple, las pocas cartas que se usan en el juego de calidad aceptable, y los tableros son de los buenos.

Al principio del juego empiezas con tres piezas negras que se sitúan en tus tres vías de tren. Debes avanzarlas para poder sacar las otras piezas, que valen más puntos. Para ello sitúas a tus trabajadores en el tablero central, esto te permitirá avanzar tus marcadores pero pronto te darás cuenta de que las acciones se van ocupando y quedan menos opciones disponibles. Además de que algunas tienen un coste mayor y requieren emplear más de un trabajador (tiiillos los llamamos nosotros).
Hay unas cartas que se usan al inicio de la partida que otorgan un beneficio a los jugadores que no empiezan la partida. Pero son de un solo uso y no se usan más. Cuando pases turno giraras tu carta de iniciativa y obtienes puntos extra, el primer jugador cero puntos pero los siguientes si que reciben puntos.

La gracia del juego es que hay muchas opciones a la hora de jugar. Puedes apostar a ir por la industria y centrarte en ello, o bien puedes optar por completar las vías de tren aunque las locomotoras no lleguen hasta el final para adquirir puntos extra, también puedes mover las piezas lo máximo posible para sacar puntos con las más valiosas, conseguir ingenieros, centrarte en conseguir los modificadores de “x2“, etc…
Ojeando las cartas de bonificación de puntuación puedes decidir que vas a intentar hacer para centrarte en ese juego. Por ejemplo, yo cuando pude conseguir una de ellas escogí la de que las piezas negras puntúen uno (esas puntúan cero) y le saque un gran beneficio. A partir de ese momento intenté mover esas piezas lo máximo posible.
En definitiva, al haber varias formas de conseguir puntos de victoria los jugadores no se pelean continuamente por hacer las mismas acciones. Aunque es evidente que poco a poco se las van pisando.

Varias consideraciones sobre las reglas de juego. Al final de partida quien tenga mayor número de ingenieros (son unas losetas que se pueden comprar sólo una por ronda) recibe puntos extras, y el desempate se hace por la numeración de los mismos. Es importante conseguirlas ya que te permiten hacer una acción que los demás no pueden hacer, pero también te pueden dar unos valiosos puntos finales.
Las monedas se pueden usar como tiiillos (trabajadores), si no te quedan señores siempre puedes pagar con monedas.
Avanzar en la industria es importante, al principio son pocos puntos para lo que cuesta mover el marcador pero luego son unos valiosos puntos extra. Mientras yo hacía 5 por ronda mis rivales estaban haciendo 15. Y además proporcionan extras una vez que empiezas a poner marcadores de industria (hasta cierto nivel el avance en este track es cuestión de poner trabajadores hasta cierto punto donde hay que poner marcadores de industria para seguir avanzando, aquí entran los bonus).
Las locomotoras indican hasta que altura de la vía vas a puntuar. Al final de cada ronda se puntúa, por lo que coger locomotoras bajas te permite ir acumulando puntos en los primeros turnos. Si esperas demasiado para conseguir las más altas estás desperdiciando puntos de victoria.
Las fichas de vía más valiosas cuesta más conseguirlas pero si consigues hacerlas avanzar, combinadas con los bonificadores de “x2” puedes hacer muchos puntos de victoria.

En resumen, estas son mis conclusiones:
Russian Railroads es un eurogame de gestión de recursos muy bueno. Hay muchas opciones de juego, decisiones que tomar, e intentar prever lo que van a hacer los demás. Pero si te pisan las acciones siempre habrá otras opciones disponibles, y como hay acciones que necesitan de más trabajadores no hay ese agobio que producen otros juegos.
Una vez pasado el miedo escénico es un excelente eurogame de gestión de recursos. Aunque es evidente que se puede producir análisis – parálisis, eso siempre puede ocurrir, es más por decidir donde te colocas que porque te hayan quitado lo que querías hacer.

Lo que menos me ha gustado es que hay muchas cosas que no se llegan a usar. Al inicio de la partida te entregan 7 marcadores de bonificación que cuando tus fichas del tablero avancen te permitirán usar. Una de ellas te permite obtener una carta de bonificación, esto te permite adquirir una mejora para la partida (cosas que te ayudan a jugar) o bonificaciones de puntos de partida. El caso es que hay muchas de estas opciones pero solo se adquiere UNA de ellas.

Yo le he puesto un 8.50 en la Board Game Geek (BGG). El que ganase yo la partida no ha influido tanto en la nota 🙂

Anuncios

3 comentarios en “Russian Railroads

  1. No me quejo. Es solo que son muchas cosas de las que acordarse, impresiona un poco tantas cosas. Pero una vez que empiezas a jugar es mucho más fácil de lo que parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s